Dom Pérignon, Blaise Cendrars o Victor Hugo son algunos de los personajes ilustres
que han nacido o vivido en el departamento.

Poetas y escritores de renombre...


La actriz Adriana Lecouvreur (1692 – 1730) es oriunda del encantador pueblo de Damery, cercano a Épernay. El mismísimo Víctor Hugo se hospedaba durante sus viajes en el castillo de Montmort-Lucy, del que describió hermosamente su “caótico perfil de torrecillas, veletas, frontones, lucernas y chimeneas”, todavía en pie hoy en día. Más recientemente, durante 1915, en plena Primera Guerra Mundial, y concretamente en Mourmelon-le-Grand, en el corazón de los Monts-de-Champagne, combatió Wilhelm Appolinaris de Kostrowitzhy, conocido como Guillaume Appollinaire. Blaise Cendrars, el autor de “La mano cortada”, combatió en la granja de Navarin; e incluso Fernand Léger, trabajando como ambulanciero militar, vio la catedral de Reims en llamas en septiembre de 1914. Robert Hossein, el reputado director de escena, ha pasado parte de su trayectoria profesional en Reims, dirigiendo el Centro de arte dramático de Reims (llamado desde entonces la “Comédie de Reims”) entre 1971 y 1978.

 

Las célebres damas del champagne


¿Qué sería el champagne sin las mujeres? Grandes personalidades femeninas han sido las responsables de convertir el champagne en una bebida mágica y evocadora. La Marquesa de Pompadour, por ejemplo, afirmaba que el champagne era “el único vino que embellece las mujeres”, mientras que Marlène Dietrich destacaba que una copa de champagne“hace que parezca domingo, y que se acerquen tiempos mejores”.

Pero ellas también han sido las protagonistas de grandes logros en la producción. Fue al principio del siglo XIX cuando la Gran Dama del Champagne, Nicole Clicquot Ponsardin, inventó la técnica del removido con tablas, gracias a la cual logró un gran éxito en la corte de Rusia y entre escritores célebres, como Mérimée o Pushkin. En el punto álgido de su carrera, se hizo construir un magnífico castillo de estilo neo-renacentista en Boursault, inspirado en el castillo de Chambord. Otra dama emblemática, Jeanne Pommery, tomó las riendas de la Maison homónima: el 1861, mandó elaborar un champagne brut, poco dulce, y lo comercializó en Inglaterra, alcanzando un gran éxito. Hoy en día, el champagne brut es el más vendido en todo el mundo.

Dom Pérignon

Fue el mítico monje bodeguero Dom Pérignon (1639 – 1715), contemporáneo 
del rey Luís XIV, quien dio al champagne sus aires de nobleza: 
la adición de azúcar para la fermentación en botella, 
el prensado rápido y fraccionado para obtener un mosto blanco, 
el ensamblaje de diferentes fincas, los tapones de corcho para conservar 
el frescor y el gas carbónico, el refuerzo de las botellas…
Se le atribuye un buen número de destacables invenciones, que se han conservado 
a lo largo de los siglos y han transformado el champagne en vino de excepción.

Fuente CIVC